Compartir
Publicidad

Finanzas para no financieros: ¿Qué es el patrimonio?

Finanzas para no financieros: ¿Qué es el patrimonio?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que en el día a día de tu empresa no realices funciones contables o financieras, es bueno que conozcas correctamente la terminología básica para poder entender los conceptos que definen la realidad del negocio. Muchos ya sabrán de lo que hablamos, pero esperamos que este texto le resulte de utilidad para el resto.

El "patrimonio" puede ser analizado desde un punto de vista financiero o económico, pero en términos generales podemos establecer una definición global, ya que supone la suma de todos los derechos, bienes y obligaciones que pertenecen a la empresa, siendo los medios con los que contamos para obtener beneficios.

Elementos patrimoniales

Cuando una sociedad se constituye, sus medios están formados por el dinero que aportan los socios o por el valor económico de lo aportado. Luego, según la actividad comienza a rodar, se incorporan nuevos elementos que traducimos en euros al introducirlos en el sistema contable. Dichos elementos patrimoniales son básicamente tres:

  • Derechos: Principalmente formados por créditos recibidos por la empresa como consecuencia de sus actividades. Es decir, serían cantidades a cobrar de los clientes o préstamos que se hayan realizado. Estos derechos pasarían a ser líquido en cuanto llegue la fecha de cobro.
  • Obligaciones: En esta ocasión hablamos de créditos, deudas o préstamos solicitados por la empresa, que deberán ser pagados cuando se alcance la fecha de vencimiento de cada uno, tales como préstamos bancarios o deudas contraídas con los proveedores.
  • Bienes: Aquí se acumulan todos los elementos patrimoniales tangibles e intangibles de la empresa, como patentes, mercancías, terrenos, locales...

De esta manera encontramos que el patrimonio está formado por dos tipos de elementos, los positivos (derechos y bienes) y los negativos (obligaciones). De aquí surge el llamado "patrimonio neto", que sería la suma de las aportaciones iniciales más los elementos patrimoniales positivos y menos los negativos. Sencillo ¿verdad?

Masas patrimoniales

Una masa patrimonial es una agrupación de elementos patrimoniales homogéneos respecto a la función financiera o económica que desarrollan. Las masas te resultarán conocidas, pues aunque no tengas conocimientos financieros, son términos muy utilizados:

  • Pasivo: Engloba todas las fuentes de financiación ajena de la empresa y está formada por todas las obligaciones pendientes de ser satisfechas por la misma. Con ellas, la empresa espera desprenderse de unos recursos con el fin de producir rendimientos futuros.
  • Activo: Compuesto por los bienes y derechos propiedad de la empresa, que representan el capital económico de esta.
  • Patrimonio neto: Este término se define contablemente como un concepto residual, pues representa la diferencia entre el activo y el pasivo (que forman el balance contable), pero también recoge el valor de los fondos aportados por los socios, las donaciones, subvenciones y los beneficios que permanecen en la empresa en forma de reservas para mejorar el potencial futuro.

En definitiva, la contabilidad de la empresa representa de forma diferenciada estas masas en sus balances, entendiendo que el activo también se puede definir como la suma del patrimonio neto y el pasivo, aunque coloquialmente podamos decir que "es lo que tenemos para conseguir nuestros objetivos", mientras el Patrimonio neto y el Pasivo es el origen de dichos fondos (propios y ajenos).

Es por esto y no por otra cosa, que el patrimonio siempre debería estar en equilibrio, ya que los recursos de la empresa siempre estarán descritos mediante "cuentas contables", que se encargan de categorizar y separar los conceptos que componen las masas patrimoniales enunciadas.

En Pymes y Autónomos | Fiscalidad y contabilidad Imagen | Jorge Franganillo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos