Ver negocio donde otros sólo ven costes

Sigue a

gafas de colores

En el fin de semana que acabamos de publicar dos posts, Vender no es lo mismo que ser comercial y A la caza del cliente, con un denominador común: innovación ante la crisis. Y, compartiendo o no las soluciones propuestas, al menos es esperanzador que se busquen alternativas a soluciones más clásicas como los EREs, la subcontratación, los cierres o similares. Incluso hay quien convierte lo que algunos estiman como una debilidad en una oportunidad, en ver negocio donde otros solo ven costes.

Generalmente, la llegada de la crisis hace que, ante la aparente imposibilidad de solucionar el problema por arriba, por los ingresos, se recurra a solucionarla por abajo, por los costes. Los gestores empiezan a ver a determinados departamentos, sin vinculación directa con el negocio, como un lastre. Asi, se acaba subcontratando fuera su trabajo y despidiendo a buena parte de los que asumen dichas funciones en la empresa. ¿Y si las soluciones fueran otras?

Me consta que hay empresas, de un tamaño medio, que han decidido sacarle chispas a su Departamento Administrativo- Financiero. En vez de tenerlos ociosos ante la caída de la carga de trabajo, han decido aprovechar la experiencia y el conocimiento de su gente para salir adelante. Así que han empezado a prestar servicios de gestión financiera, laboral y contable a otras pymes no competidoras, de sectores distintas al suyo, generando ingresos adicionales. Es todo un ejemplo de como aprovechar la estructura de la empresa, de como verla como una oportunidad, como músculo y no como grasa.

En el fondo, esta estrategia no deja de ser una variante de algo tan clásico como aprovechar nuestra fuerza de ventas para distribuir nuevas gamas de productos, complementarios o incluso sin relación con los nuestros. se hace uso de los contactos, de los canales de distribución que tanto nos ha costado construir para colocar nuevos productos, para que cada visita sea más rentable.

Lo novedoso es que alguien piense que sus contables pueden generar ingresos, que sus transportistas pueden hacer otro tanto, que quizás sus almaceneros pueden colaborar o prestar su know how, a la vez que la capacidad de sus instalaciones para generar beneficios a la empresa. En definitiva, no se si todos hemos de ser comerciales, pero desde luego que todos podemos ser una herramienta de generación de beneficios para nuestra empresa. Y es que en la lucha de la supervivencia empresarial debemos encadenarnos menos a nuestro producto o servicio y más a nuestras habilidades, a nuestras capacidades.

En Pymes y Autónomos |
Soluciones a la crisis: think different
Imagen | m4rlonj

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario