Sigue a Pymesyautonomos

Tren

Nokia hace tan solo unos pocos años era el líder absoluto e indiscutible en la venta de terminales móviles, en la actualidad y con la eclosión de los teléfonos inteligentes esta enseña ha perdido cuota de mercado. Y ello me sirve para exponer como un coloso también puede perder el tren.

Una mala estrategia, un mal planteamiento, simplemente un error, el peso y el empuje de la competencia o un compendio de todas estas cuestiones y muchos otros factores pueden representar la realidad de como una empresa que fue líder indiscutible en un pasado no muy lejano hoy se encuentra si bien no en una situación complicada o languideciendo, si que se encuentra en una situación para nada óptima.

¿Y qué hacer en estos casos? La respuesta es difícil y es que un mal paso aún puede hacer acrecentar más esa deriva o bien puede revertirla, pero sin duda es un paso que debemos tomar con mucho cuidado y tiento, pues al final si que una situación complicada puede convertirse en una situación irreversible.

Ahora Nokia ha tomado una decisión, ha tomado la decisión de unirse a Microsoft para mediante una unión entre ambas impulsarse (e impulsar al sistema operativo de Microsoft para teléfonos inteligentes) en el sector más en auge y de futuro de la telefonía móvil. Las perspectivas son buenas, pero se plantean algunos interrogantes que a cualquier empresa le deberían hacer poner los pelos de punta y replantearse sus estrategias en estos casos, las principales que yo veo son las siguientes: ¿habrá llegado demasiado tarde esa reacción?, y, ¿la unión entre dos “perdedores” hace un ganador? Yo sinceramente creo que tienen futuro, pero sin duda hace reflexionar.

En Pymes y autónomos | El liderazgo como factor diferencial en la empresa
Imagen | morrissey

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios