Compartir
Publicidad

La necesaria convergencia de las empresas 1.0 y 2.0

La necesaria convergencia de las empresas 1.0 y 2.0
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo tecnológico y la expansión de la economía digital parece que ha abierto una brecha entre el negocio tradicional, las llamadas empresas 1.0, y el que se desarrolla a través de internet, las llamadas empresas 2.0. Lo que ahora parecen ser dos mundos diferentes deberían converger y convivir para beneficio de ambos.

Lo primero que hay que hacer es romper ciertas barreras, los tecnológicos creen que los tradicionales son modelos en extinción y los tradicionales ven en los tecnológicos una moda pasajera y una competencia contra la que hay que luchar. La realidad es que unos deben aprender de los otros y converger en el punto de equilibrio que hará que las empresas que aunen ambos aspectos sean las que realmente triunfen.

Es evidente lo que tienen que aprender las empresas tradicionales de las tecnológicas. Los cambios en la herramientas tecnologicas están influyendo de forma importante en los hábitos de la gente y eso se traduce cada vez más en la manera de consumir y en lo que los clientes demandan. El error de muchos negocios es no darse cuenta de ello y eso les puede llevar a la desaparición.

Porque estos cambios no sólo tienen que ver con el comercio electrónico y la nueva manera de comprar. También influye en la manera de relacionarse y de recibir información por lo que la tecnología está presente en el marketing, en la publicidad, en la comunicación con el cliente, etc. Por eso las empresas han de romper los viejos paradigmas y adaptar estos cambios a su negocio.

¿Qué tienen que aprender las empresas tecnológicas de la tradicionales? Pues tanto o más que en el sentido contrario. Si de algo pecan muchos negocios tecnológicos es de falta de visión empresarial. Muchos surgen sin un modelo claro, sin esructura, sin capacidad comercial o de gestión y basan todo su proyecto en un producto con potencial pero que no se sabe si será lo suficientemente rentable como para que la empresa subsista.

Ahí es donde muchas empresas tradicionales tienen la partida ganada. De esto deben aprender los negocios tecnológicos de los tradicionales, porque más allá de que haya avances y cambios en el mundo de los negocios hay cosas que siguen manteniéndose, la venta, la distribución, la gestión de los recursos, etc.

Desde luego es muy posible que una empresa tradicional que pueda integrar en su negocio las herramientas tecnologicas adecuadas o una empresa tecnológica que pueda trabajar bajo un planteamiento empresarial más tradicional consiga llegar al éxito, la que no aprenda de las otras lo tendrá mucho más negro.

En Pymes y Autónomos | Innovar y romper paradigmas Imagen | Arkangel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos