La monotonía es el mayor enemigo de la ambición

Sigue a Pymesyautonomos

dinamico.jpg

A lo largo de mi vida profesional me he encontrado profesionales de los perfiles más diversos, entre los que señalo los dos casos más opuestos que se me ocurren, de un lado los que buscan ante todo la estabilidad sin importarles el que tengan que realizar las mismas tareas durante años o tal vez durante toda su vida profesional. Y por otro lado, otros más ambiciosos que de manera natural necesitan ‘aire fresco’ cada cierto tiempo para calmar su sed de desarrollo continuo.

Hasta hace tan solo unos años casi todos podían elegir en el mercado lo que buscasen, pero como consecuencia de la propia crisis económica, y con ella la escasez de proyectos y de oportunidades profesionales en muchos sectores, los más ambiciosos se encuentran ante una peligrosa monotonía, que les obliga a resignarse.

Creo que el escenario es comparativamente peor en las empresas más pequeñas, porque al existir una mayor personalización de las tareas y al existir una mayor rigidez, es menos posible que un profesional pueda cambiar su cometido dentro de ella. En cambio en las empresas más grandes, existe un margen mayor, y aunque no se garantiza la rotación, si es cierto que existen mayores posibilidades para lograrlo.

Es más, yo diría que en el entorno en el que estamos, muchos profesionales prefieren un cierto compromiso hacia la rotación de tareas que tratar de buscar salarios más altos fuera de su empresa actual, una baza que están aprovechando muchas grandes empresas para retener a su talento con una lograda contención de costes.

En Pymes y Autónomos | Una carrera sana es una carrera de largo plazo
Imagen | ottonassar

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario