Compartir
Publicidad

¿Deben las pymes y los autónomos estar obligatoriamente en las redes sociales?

¿Deben las pymes y los autónomos estar obligatoriamente en las redes sociales?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Asistí hace unos días a una jornada sobre las redes sociales y las posibilidades que ofrecen a las empresas. En un momento, en la mesa redonda organizada en el evento, se planteó si las empresas y profesionales debían estar por fuerza en las Redes Sociales ya que, con la tendencia actual de implantación y uso de las redes en el mundo, no estar podría suponer la desaparición del negocio.

Ante esto ¿es realmente vital para un negocio estar presente en las redes sociales? ¿Están abocados al olvido o la desaparición aquellos que no utilicen las redes para promocionarse? Las afirmaciones rotundas son siempre discutibles y este caso, según mi opinión, no es una excepción.

En primer lugar, ya he manifestado en otras ocasiones que las redes sociales son una potentísima herramienta de comunicación que permite dar visibilidad y amplificar la influencia que un negocio puede tener sobre su mercado. Pero, como toda herramienta, debe saber usarse bien.

Por tanto la pregunta no debería ser si las empresas y los profesionales han de tener presencia en las redes sociales sino si deben utilizarlas como herramientas para su actividad. Las ventajas que tienen se transforman en inconvenientes si se mal usan, por tanto nadie que pretenda dar un uso empresarial a las redes debe estar por estar en ellas ya que eso, al final se volvería en su contra, por tanto ¿estarían obligadas todas las empresas a estar en las redes sociales? para mí, rotundamente no.

Lo que sí está claro es que las posibilidades que ofrece esta herramienta y de las que pueden beneficiarse las empresas son tremendas, por lo que todas las empresas deberían plantearse una estrategia de comunicación, de relación con el cliente y con el mercado, basada en las redes sociales. Una estrategia basada en quién y dónde se encuentran las personas que consumen sus productos, en la importancia de ofrecer al exterior una imagen de marca o incluso de interactuar con los propios clientes y ofrecer servicios a través de la red.

Sobre la desaparición de los que se queden fuera habría mucho que hablar. Todavía hay empresas que trabajan sin conexión a internet, sin ordenadores o sin teléfonos móviles. Efectivamente son excepciones pero, en el caso que nos compete, estamos muy lejos de la estigmatización de aquellos que no dispongan de cuentas en Twitter, Facebook o cualquier otra red. Hasta podría darse el caso de que, antes que las empresas, desaparecieran antes estas redes y fueran sustituidas por otras o por otros modos de relacionarse.

En Pymes y Autónomos | Marcas vacías, fracaso seguro
Imagen | juaniraola

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos