Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Tres consejos para la limpieza de las impresoras en la empresa

Tres consejos para la limpieza de las impresoras en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las impresoras, como todos los equipos informáticos, necesitan mantenimientos preventivos. Se trata de actuar para detectar problemas. De esta manera evitamos los pequeños inconvenientes que van surgiendo con el paso del tiempo y el uso. Hoy os vamos a ofrecer tres consejos para la limpieza de las impresoras en la empresa.

Cuando hablamos de las ventajas que tenían los consumibles originales, el mantenimiento de la impresora era uno de los aspectos que mencionábamos. Los consumibles no originales suelen provocar derrames, sobre todo en el caso del tóner, que manchan el interior de la impresora y obligan a una limpieza. Esto no ocurre con los cartuchos de impresión originales, pero si ya es demasiado tarde, vamos a ver como podemos solucionarlo.

Cómo eliminar los derrames de tóner

Cuando el desastre ya se ha producido, y tenemos tóner esparcido por toda la impresora tenemos que intentar retirarlo sin dañar la impresora. Lo que nunca debemos hacer es usar sopladores, aire comprimido o compresores de aire para retirar el tóner. Si lo hacemos sólo contribuimos a esparcir el polvo de tóner. En todo caso tenemos que hacerlo en el exterior y como último recurso.

Lo recomendable es utilizar una pequeña brocha para proceder a separar el tóner de los elementos de la impresora. Después podemos retirar dicho polvo de tóner con una pequeña aspiradora. No hace falta que sea muy potente, dado que podría dañar la impresora si aplicamos un alto grado de succión. De esta manera retiramos la mayor parte del consumible derramado.

Impresora abierta

Las manchas de tóner en los documentos

A veces estos derrames producen manchas dispersas en una zona de los documentos. Podemos intentar una auto limpieza. Funciona muy bien cuando las manchas están localizadas en una franja vertical. En este caso, podemos abrir una hoja de cálculo y seleccionamos una serie de celdas que más o menos coincidan con esta franja vertical. Rellenamos las celdas con color negro, de manera que el resultado sea la impresión de una banda vertical de color negro. Tras este proceso en muchas ocasiones se elimina el problema.

Si la impresora es de tinta tendremos que revisar los cartuchos de la impresora. Para ello una vez retirado el cartucho, procederemos a limpiar con un bastoncillo de esponja humedecido si existe algún derrame alrededor de la parte que rodea la placa de boquillas de cada uno. Se recomienda emplear agua destilada para evitar posibles agentes contaminantes que reacciones con las tintas.

Mantén los rodillos limpios para un correcto arrastre del papel

Otra de las cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de mantener en forma la impresora son los rodillos de arrastre del papel. Es uno de los elementos a sustituir en el kit de mantenimiento de las impresoras debido al desgaste sufrido con el tiempo.

Pero también acumulan polvo y suciedad. Existen productos para limpiar y regenerar la adherencia de los rodillos. Suelen venir en botes de spray. Podemos coger un papel y rociarlo en la zona donde el rodillo va a trabajar, para que al arrastrar el papel se impregne del producto y se limpie a la vez. Esta práctica funciona mejor en los alimentadores de papel manuales y los que podemos acceder a la bandeja con la mano.

En estos casos podemos ir sujetando el papel mientras el rodillo trata de arrastrarlo. De esta manera el rodillo rota más veces por la zona donde hemos impregnado el producto de limpieza. Esta práctica nos sirve para limpiar los rodillos de materiales blandos, tipo caucho. Si los rodillos son de un material más duro, procederemos a su limpieza con un bastoncillo de goma espuma humedecido para las zonas donde no no podamos acceder un paño húmedo.

En definitiva se trata de prevenir los problemas antes de que lleguen a producirse. O solucionarlos, en el caso de que hayamos utilizado algún consumible no original, que nos haya provocado algún derrame de producto en el interior de nuestras impresoras. Si no hemos sido capaces de corregir el problema siempre podemos acudir al servicio técnico de HP para que nos envíen un técnico cualificado para que proceda a la limpieza de la impresora.

Más Información | HP En Espacio HP | Tres consejos para rentabilizar el coste de los consumibles de impresión Imagen | oskay

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos