Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo convertir tu impresora local en impresora de red conectándola al router

Cómo convertir tu impresora local en impresora de red conectándola al router
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En los pequeños despachos y oficinas puede ocurrir que la infraestructura esté pensada para un único ordenador. Se adquiere una impresora con conexión USB, que se instala de forma local en el equipo. Pero a veces el negocio crece o simplemente necesitamos un segundo equipo. Por eso vamos a ver cómo convertir tu impresora local en impresora de red conectándola al router a través del puerto USB.

Si la infraestructura ha crecido, y ya son varios equipos conectados, lo recomendable sería adquirir una impresora nueva de red, quizás con tecnología láser en lugar de una multifunción de tinta, que es lo más habitual para equipos individuales. Pero si queremos seguir aprovechando esta impresora para imprimir a color, podemos configurarla para que esté disponible para todos los equipos.

Conexión al router con el puerto USB

Si disponemos de nuestro propio router o bien utilizamos el que nos ha suministrado la operadora telefónica, lo primero que tenemos que verificar es que dispone de este puerto USB. Lo que hacemos en conectar la impresora a dicho puerto, y después hacer que los ordenadores de la empresa capturen la misma para poder imprimir a través de ella.

Vamos a explicarlo para sistemas Windows, que son los más habituales en las empresas, aunque también podemos realizarlo para Mac o Linux, de manera similar y muy sencilla. Sólo tendremos que realizar este proceso una vez en cada equipo, y a partir de aquí la impresora quedará capturada en el ordenador. El único requisito es que la impresora deberá soportar el protocolo IPP 1.1 (Internet Printer Protocol).

Mapeando impresora a través del router

El siguiente paso ya consiste en mapear la impresora. Esto podemos hacerlo de dos maneras. La primera es introducir nosotros directamente la dirección de red a través de la opción de agregar impresoras. Aquí tenemos que seleccionar la opción de Agregar impresoras, seleccionar impresoras de red y buscar por dirección IP. De esta manera podemos introducir los datos que tenemos de conexión. Es necesaria la dirección IP y el puerto. Ambos datos están accesibles en la configuración o manual del router.

La otra opción es buscar de forma automática, pero no funcionara igual en todos los casos. Depende de nuestro sistema operativo, no es lo mismo Windows XP que Windows 7, y del modelo de router que tengamos. Por eso es más fiable hacerlo de forma manual.

La ventaja que tiene esta configuración, respecto a tener la impresora compartida a través de un equipo, es que no necesitamos tener el equipo al que está asociada la impresora encendido, para poder imprimir desde otro ordenador de la red, con el ahorro de energía que nos supone. El proceso puede parecer complicado, pero son tres pasos sencillos de realizar.

Otra variante de esta alternativa es conectar la impresora al puerto USB de un disco duro de red, que también se suele utilizar en pequeñas oficinas y despachos como una manera de tener centralizados los archivos. Aquí la configuración de la impresora es similar y dependerá un poco de cada fabricante del disco duro la manera de conectarlo.

Es una opción para salir del paso y aprovechar una impresora pensada inicialmente como individual. En todo caso, si las circunstancias han cambiado lo más cómodo es buscar una nueva impresora que tenga ya la funcionalidad de red incorporada, ya sea mediante toma de red cableada o inalámbrica. Y a ser posible con ePrint para poder imprimir desde fuera de la oficina.

Más Información | HP En Espacio HP | Qué características debe tener una impresora para una oficina móvil

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos