Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Alarga la vida de tu impresora con el cambio del kit de mantenimiento

Alarga la vida de tu impresora con el cambio del kit de mantenimiento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como todos los productos electrónicos, las impresoras tienen una duración determinada. Pero podemos alargar la vida de tu impresora con el cambio del kit de mantenimiento, el consumible menos conocido de estos periféricos. Si comparamos la impresora con un coche, sería como llevarlo al taller para realizar unos cambios de aceite y filtros.

Pasados un determinado número de copias, la impresora nos lanzará un aviso para que procedamos a cambiar el kit de mantenimiento. Este número depende del modelo de impresora, y lo especifica en el manual de la misma. A modo general podríamos decir que oscila entre las 150.000 y las 200.000 copias. Un volumen elevado para muchas empresas que sus impresoras no llegan a cumplir antes de ser sustituidas.

No pierdas calidad de impresión por no realizar el mantenimiento

Muchos podéis pensar que si la impresora sigue imprimiendo bien, no es necesario realizar la sustitución. Los valores en los que se realiza el cambio están estudiados para no perder calidad de impresión, ya que el desgaste de las piezas está cercano al punto de fatiga. Con esto quiero decir, que el kit de impresión también ayuda a prevenir problemas.

El kit de mantenimiento para una impresora láser está compuesto, por lo general, por el fusor y los rodillos de transporte de papel. El fusor se encarga de que el tóner quede bien fijado al papel. En este caso, con el paso del tiempo se puede producir una menor adherencia del tóner al papel. El resultado es una menor definición en la impresión.

Los rodillos son los responsables de trasladar el papel desde la bandeja de entrada a la de salida. Están fabricados en materiales blandos, como puede ser el caucho. Según van trasladando hojas van sufriendo desgaste. El resultado es que el rodillo poco a poco se vuelve más delgado. Como consecuencia va perdiendo adherencia a la hora de arrastrar el papel y pueden provocar atascos. Por eso es recomendable su sustitución.

Los kit de mantenimiento están destinados a impresoras láser que tienen un volumen de copias alto. Dado que si nuestra empresa e impresora realiza unas dos mil copias mensuales, al año tendremos 24.000 copias y para llegar al kit de mantenimiento un umbral entre cinco y siete años, dependiendo del modelo. Un tiempo que para muchas empresas supone que ya es más interesante reemplazar la impresora, que realizar el mantenimiento con el kit de impresión.

Si no estás seguro de como cambiarlo, pide asistencia

Respecto a su montaje, los kit de mantenimiento vienen con instrucciones para que el propio usuario sea capaz de realizar su sustitución. Es más complicado de cambiar que un tóner. Se trata de una labor para el servicio técnico de la empresa. Se requiere el uso de algunas herramientas y cierta pericia a la hora de desmontar los componentes.

En todo caso, si la empresa no dispone de personal cualificado, HP dispone de un servicio técnico experto que podemos contratar. De esta manera nos aseguramos que todo el proceso se ha realizado de manera correcta. Los kit de mantenimiento se pueden adquirir a través de la página de la propia HP o de distribuidores autorizados.

Una vez completada toda la operación el paso final sería poner los contadores a cero para que nuestra impresora vuelva a empezar su ciclo de vida y nos facilite otras 200.000 copias sin mayores inconvenientes.

En Espacio HP | ¿Qué tipo de impresora necesita tu empresa? Vídeo | YouTube

Publicidad

También te puede gustar