Compartir
Publicidad

Simular un siniestro ante una aseguradora puede salir muy caro

Simular un siniestro ante una aseguradora puede salir muy caro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En estas circunstancias teñidas por la crisis y la caída de la facturación en la gran mayoría de empresas y negocios, muchos empresarios se encuentran tentados a simular accidentes, robos y otro tipo de contingencias con el objetivo de percibir una cantidad económica por parte de las aseguradoras. Un proceso que está tomando una magnitud desmesurada según la asociación de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), que ha determinado que en el pasado ejercicio de 2012 el 73% de los 146.792 casos de fraude analizados, tuvieron como causa una conducta irregular por parte sus asegurados.

El caso más flagrante de los que se señalan es el caso de un valenciano que se amputó el brazo a la altura del codo, con el objetivo cobrar 600.000 euros de ocho aseguradoras, alegando que se trataba de un accidente con una sierra eléctrica, cuando en realidad se había autolesionado.

Aunque bien es cierto que hay empresas que han podido 'colar' a sus aseguradoras algunos siniestros, a lo largo de mi experiencia tengo que decirles que se trata de ocasiones bastante residuales, porque lo más normal es que la compañía no nos lo acepte, e incluso es posible que nos soliciten la devolución de las cantidades cobras, adicionadas con un tipo de interés transcurrido un tiempo de la fecha de cierre del siniestro. E incluso puede derivar en una sanción mayor en el caso de que se curse por vía penal, llegando a suponer sanciones muy cuantiosas si de demuestra el frade ante los tribunales.

Por tanto, creo que no tiene ningún sentido actuaciones de este tipo, porque en realidad los seguros son para lo que son, proteger nuestros riesgos, y si intentamos un fraude del alcance del señalado, como por ejemplo incendiar nuestra nave industrial o nuestro local comercial, lo más probable es que nos quedemos sin negocio y sin indemnización, así que no merece la pena.

En Pymes y Autónomos | La reputación, el valor más costoso
Imagen | N07

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos