Las ventas minoristas retroceden casi un 13% en el pasado mes de septiembre

Sigue a Pymesyautonomos

Tienda

En cuanto se conoció la intención del Gobierno de incrementar algunos gravámenes del IVA se especuló con que iba a tener sus consecuencias para el comercio minorista, en términos de reducción de las ventas. Unas previsiones que se acaban de confirmar con la publicación de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre ventas minoristas en el pasado mes de septiembre, confirmando un retroceso del 12,6%.

Lo que desgraciadamente se traduce en otros agravantes como la caída del empleo en las pequeñas y grandes superficies comerciales, con el -3,7% y el -3,4% respectivamente en términos interanuales. Un parón en toda regla de la actividad de muchos comercios, que en mayor o menor medida también se está trasladando a toda la industria secundaria que provee a la anterior.

A corto plazo, en ausencia de incentivos que permitan pensar en que la situación pueda variar, dicha situación parece que no va a cambiar, y es más, está más cerca de empeorar que de calmarse. Ante esta situación no podemos tirar la toalla, sino que tenemos que buscar otras alternativas y/o estrategias, bien aumentando los productos y/o servicios que ofrecemos, o impregnar de nuevos impulsos a nuestro esfuerzo comercial, como por ejemplo, lanzarnos a la internacionalización de nuestro negocio.

Estos ‘nuevos propósitos’ pueden suponer grandes cambios en nuestro día a día e incluso en nuestra forma de trabajar, pero siendo realistas y teniendo en cuenta la coyuntura actual, lo que está claro es que no podemos conformarnos con quedarnos como estamos y esperar a que las cosas cambien. En los últimos años han surgido muchos ejemplos de pymes que han emprendido acciones de este tipo, logrando muchas de ellas mantener el tipo e incluso mejorar sus resultados.

En Pymes y Autónomos | Hasta el 60% de la gran distribución necesitará más para mantener sus márgenes
Imagen | abaceriadelsur


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario