Compartir
Publicidad

Usemos la cuenta corriente tributaria contra la morosidad pública

Usemos la cuenta corriente tributaria contra la morosidad pública
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Debo estar haciéndome mayor. A veces me lleva varios días ser capaz de comprender determinadas propuestas. Para ejemplo, la del plan estatal para la reducción de morosidad pública. Dicen que quieren ser serios, demostrar que en España se cumplen los compromisos. Y para empezar se ponen a hablar de meter un pool de bancos-Ico por medio (gastos), a lo que habrá que sumar una espectacular subasta de quitas. No lo entiendo, y me pregunto si no cabría la alternativa de recurrir a medidas más sencillas, como el uso de la cuenta corriente tributaria para compensar deudas mutuas.

Lo de la subasta de quitas me parece un despropósito, pero el meollo del asunto esta en el uso de la Banca y/o del ICO para triangular. La verdad es que no tiene mucho sentido que a quien han tenido demorando el pago le digan que, como primera solución para cobrar, debe volver a refinanciar/esperar, con independencia del coste que realmente resulte. Parece ser que a posteriori, la Administración central acabaría pagando esos atrasos minorando las partidas que transfiere a CCAA y Ayuntamientos. Pero hay un camino más sencillo, el que señala Gestha haciendo uso de la cuenta corriente tributaria.

Se trataría de usar esos créditos reconocidos frente a la Administración como medio de pago de las obligaciones tributarias. En la propuesta de Gestha que he visto recogida en prensa no lo concreta, pero entiendo que este mecanismo sólo sería aplicable cuando coincidiese como deudor y acreedor el mismo sujeto, es decir el mismo Ayuntamiento o Comunidad Autónoma. De este modo se evitaría la paradoja de que la misma Administración que te esta impagando se atreva a reclamarte una liquidación positiva o una sanción pecuniaria.

En el fondo, y si el mecanismo de aplazamiento del Gobierno se concreta como he comentado, el resultado final sería el mismo, detrayéndose de los ingresos de los morosos las cantidades adeudadas. Claro que hay una suerte de “sutiles” diferencias que entiendo que dan al traste con la propuesta y por lo que a nuestros políticos no les interesa ni pensarla.

La clave esta, como es fácil de ver, en que esa compensación sería inmediata, no habría una Banco por medio que le permita ganar tiempo a la Administración. No se trata de que vea afectados sus ingresos del día de mañana, ve perjudicados los de hoy (por lo demás, exactamente como ella hace con sus sufridos acreedores). Pagar antes siempre es peor que pagar después, pero además dicho pago inmediato me da que afectaría a las cifras de déficit comprometidas por el Estado español, mientras que con esta suerte de financiación estructurada que se van montar a cuenta de los proveedores (intereses/quita) eso no sucede.

A seguir soñando.

Vía | El Economista
Más información | JCyL
En Pymes y Autónomos | La morosidad de las administraciones, lo que hay que oír
Imagen | 24oranges.nl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos