Compartir
Publicidad

Propuesta para que las pymes puedan emitir bonos para financiarse

Propuesta para que las pymes puedan emitir bonos para financiarse
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los problemas que tienen las pymes para financiarse siguen vigentes. Su excesiva dependencia de los bancos hace que se busquen fórmulas para captar inverión privada pero la excasa tradición en este sentido hace que sea muy difícil que ésta tenga excesiva relevancia. Dentro de las nuevas fórmulas que se proponen una nieva caba de conocerse, que las pymes puedan emitir bonos.

Esta propuesta procede del portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, que en su blog propone la puesta en marcha de un paquete de medidas que den alternativas de financiación a las pymes, entre las que se incluye la emisión de bonos.

Esta propuesta defiende la idea de “plantear una legislación ágil y simplificada para la emisión de bonos de las pymes para la financiación a largo plazo”. De esta manera se pondrían las bases para un sistema regulado en el que las pequeñas y medianas empresas pudieran utilizar mecanismos de financiación alternativos para captar capital de pequeños y grandes inversores.

Los bonos son certificados que se emiten para obtener recursos, la empresa pide prestada cierta cantidad de dinero y se compromete a pagarla en una fecha futura, vencimiento, con unos determinados intereses.

La propuesta podría considerarse interesante pero tiene, en principio, algunos inconvenientes. En primer lugar los costes, lógicamente los intereses han de ser suficientemente atractivos por lo que la carga financiera para la empresa será mucho mayor que la financiación tradicional y además hay que considerar que si se gestiona la “colocación” de los bonos a través de intermediarios eso supone un coste añadido.

Por otro lado, el éxito de esa emisión de bonos también puede depender de las garantías que las pymes puedan ofrecer. Todavía están muy frescas las noticias sobre los pagarés de Nueva Rumasa y los inversores no se olvidan fácilmente de estos episodios por lo que no sería fácil para muchas empresas utilizar esta vía sin ofrecer una garantías de cobro a los inversores, precisamente esa falta de garantñias es la que está cerrando el acceso a la financiación bancaria.

La idea, como punto de partida, podría estar bien, pero ni servirá para todas ni para cualquier circunstancia y hay que hacer un planteamiento serio y profundizar en la articulación de un sistema que pueda ofrecer garantías a las pymes y a los inversores y que hiciera viable este tipo de instrumentos.

Vía | TIC Pymes
En Pymes y Autónomos | La quimera de la financiación ajena
Imagen | UNED

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos