Lineas ICO: razones por las que no funcionan

Síguenos

logo-de-ico.jpg

En este blog nos solemos hacer eco de las lineas ICO: cuándo se aprueba, qué requisitos piden, etc. Tanto aquí como en la calle, cuando se habla de ICO suele haber quejas de que si es un paripé, que no se concede nada, etc. Por ello he creído conveniente explicar las razones por las que las Lineas ICO parecen no funcionar, especialmente para emprendedores.

Mi opinión es que la razón del fracaso tiene un doble vertiente: por un lado la forma en que se estructuran las lineas ICO, por otro la contradicción entre lo que es ICO y lo que le están pidiendo que sea. Lo grave es que muchas los emprendedores, los empresarios, desconocen ambas realidades, y eso acaba generando malestar.

El riesgo es del banco. Y la decisión también.

Si hablamos de cómo esta diseñado el ICO o Instituto de Crédito Oficial, lo primero con lo que nos encontramos es que, salvo excepciones, y generalmente vinculadas a operaciones específicas, grandes corporaciones y demás, ICO no opera directamente, no concede la financiación al destinatario último. ICO financia apoyándose en los bancos privados, a través de convenios, en función de cada linea o actuación, a los que estos se adhieren.

¿Por qué funciona así? Fácil, por un lado ICO no tiene la estructura, la red, los equipos profesionales necesarios para atender tal demanda. Además, de no hacerlo así, estarían distorsionando claramente el mercado, operando como banca pública, lo que no estaría bien visto por Bruselas ni resultaría eficiente.

Simplificando, digamos que ICO pone a disposición de los bancos que se adhieren a los convenios unos fondos, los llamados fondos ICO por las entidades. En algunos caso estos fondos están compartimentos por entidad, pudiendo tener fondos una y otros no, en función del consumo que se haya hecho de los mismos. Pero eso no es significativo, no es la raíz del problema.

La raíz del problema estriba, repito, en que ICO, salvo excepciones, no asume ningún riesgo con el cliente. ICO le da los fondos al banco y este es el obligado a devolvérselos. Esta es la razón por la que es el Banco el que decide si da o no da el préstamo, y que garantías exige. Supongo que a todos nos parece normal que, si ICO no asume el riesgo con el cliente, la decisión respecto al mismo dependa del banco.

Y si no fuese así, sería aún peor

Hay quien cree que si ICO diese directamente los préstamos, el ratio sería mejor. Me temo que la experiencia de las lineas ICO Directo y todo el mantra de los facilitadores financieros ya demostró que no es así. Sus números de concesión son incluso peores que los de la banca privada y también tiene sentido.

El banco privado suele tener un historial de trabajo con el cliente, sabe muchas veces las cifras oficiales y las que no lo son, sabe dónde apretar y dónde no, si va a ser posible un recobro o no. ICO de esto, no sabe no contestas, no conoce al cliente ni tiene capacidad para hacer estos seguimientos, luego o lo ve muy claro o no entra.

En ocasiones, uno tiene la sensación de que ICO se ha usado como plataforma propagandística. Frente al si tenemos un problema saco una ley, estaba el si tenemos un problema anuncio una linea ICO. A veces lineas ICO auténticamente descabelladas, como aquella de refinanciación de hipotecarios de viviendas habituales, donde el riesgo que asumía era mínimo. ¿La razón?, tener un titular en el periódico, lo que sin duda ha desprestigiado en buena medida al ICO.

Los ICO no son un buen negocio para la banca

Por si esto fuese poco tenemos que los márgenes que deja una operación ICO para el banco son muy pequeños. Dependiendo de las lineas un 1,5%, un 2%, etc. Es cierto que los fondos los pone el ICO, no tienen que ir a buscarlos, no les consume liquidez, pero cualquiera que se maneje en los mercados sabe que eso es una minucia, y casí diría que irrentable. Y ojo, que en algunas lineas me consta que ha sido mucho menos, casí lo comido por lo servido.

Para empezar ese es un margen bruto, al que debemos eliminar provisiones (que se han disparado con las múltiples reformas financieras), los costes de personal, etc. Seamos conscientes de que basta que una operación ICO salga mal, y el banco se coma el marrón para comprometer el margen de otras muchas. Pensad en el margen final que se puede llevar el banco por una operación y seguramente, si el negocio fuese vuestro, no lo daríais.

La única excepción que conozco, y no es relevante, es alguna que otras linea ICO en la que este asumía operaciones de reestructuración financiera del pasivo de empresas. Y el negocio lo era debido a que había quien comentaba que lo que se estaba haciendo era colocando muertos al ICO; pero entiendo que eso se corto casí de raíz.

Entonces, ¿por qué los bancos se siguen adhiriendo a las lineas ICO?

Para empezar, ,muchos bancos firman los convenios para no significarse. Recordemos que el ICO es el brazo financiero del Gobierno, y en una sociedad tan intervenida como la nuestra, nadie quiere ir de frente contra el Gobierno. Pero que figuren en la lista no quiere decir que estén convencidos de comercializar, especialmente determinadas lineas que parece diseñadas por un planificador soviético.

Las lineas ICO han tenido históricamente bueno, incluso muy buenos, precios para los clientes, aunque últimamente hayan empeorado. Muchos bancos tiraban de la lineas ICO para evitar los cantos de sirena que la competencia pudiese hacer a sus mejores clientes ofreciéndoselas. No podían ir a la guerra sin las mismas armas que el vecino de al lado.

Por ello, la concesión de préstamos ICO a buenos clientes vinculados financieramente, donde se sabe que hay altas posibilidades de cobro, no suelen presentar grandes problemas. La pega está en aquellos clientes nuevos, o que siendo veteranos emprende ahora, y que no cuentan con suficientes garantías, ya que si cuentan con ellas, el margen se arregla con la comercialización cruzada de otros productos (seguros, cuentas particulares, negocio de extranjero, etc…)

Es obvio que ICO no es Lourdes. Los clientes con debilidades financieras, con escasas perspectivas y/o garantías, a esos, conocidos o no conocidos, con o sin venta cruzada, no hay banco que les financie.

Si esperamos peras del olmo, el cabreo está garantizado

Aquí entronco con la otra vertiente del problema, y que es algo que vengo denunciando hace tiempo. A los bancos y al ICO se le está pidiendo algo que no pueden dar. Se les pida que hagan el papel de socios, de capital riesgo, para reforzar la estructura financiera de la empresa. Y ellos son prestamistas, que es algo muy distinto.

El problema de la empresa española es que esta sumamente infracapitalizada, que la aportación de fondos propios suele ser ridícula para el negocio y riesgos que asumen, lo que para empezar es ilegal y para terminar es un suicidio programado. ¿Cómo se ha ido salvando eso? Pues con un exceso de financiación por terceros (proveedores en unos pocos casos), pero sobre todo a través de la financiación bancaria (muchas veces incluso con pólizas de crédito, lo cuál es una salvajada cuando las necesidades de capital son a largo plazo).

La verdad es que me echo a temblar cuando alguien dice que espera que el banco X sea el socio financiero de su empresa, refiriéndose a un banco que le presta dinero. Eso no es un socio. Un socio asume perdidas, ciertamente, pero pide rentabilidades mucho más elevadas que las de los préstamos, tiene derechos políticos a la hora de decidir sobre la marcha de la empresa y exige una información permanente y minuciosa del negocio. Me temo que en ocasiones los emprendedores pretenden tener socios a precio de bancos, y eso no es posible.

Por si no lo he dejado claro, reafirmar que entiendo que el papel de los bancos, del ICO, y de la financiación externa es necesario, pero también el contar con fondos propios, con una capitalización viable. Y eso no lo vas a encontrar en el ICO, eso se llama capital riesgo, préstamos participativos, los socios y la teoría de las cuatro Fs (founders, family, friends and fools). Si esperamos que el ICO nos de satisfacción para esto, es normal la frustración.

Más información | Alejandro Suárez Sanchez-Ocaña
En Pymes y Autónomos | Linea ICO Directo… un auténtico fracaso

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario