Compartir
Publicidad

Las Administraciones luchan contra el fraude

Compartir

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como podéis ver a través de la serie de post que Rbuján está realizando sobre el nuevo Plan de Control Tributario, el Gobierno está decidido firmemente decidido a luchar contra el fraude y la economía sumergida.

Además se han conocido dos noticias más sobre este tema que ponen el acento el mismo, Hacienda recaudó un 23,7% más en 2010 por control del fraude a través de la aplicación del Plan de Prevención de Fraude Fiscal, recaudandose un total de 10.043 millones de euros. por otro lado la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policia Nacional destapó en 2010 fraudes a la Seguridad Social por 94 millones de euros.

En el primero de los temas, según palabras del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, y del director general de la Agencia Tributaria (AEAT), Juan Manuel López-Carbajo, ha cobrado especial relevancia dentro del aumento de la recaudación el mayor control sobre las operaciones inmobiliarias y las actuaciones de control realizadas desde la Delegación Central de Grandes Contribuyentes.

En relación al fraude a la Seguridad Social, una gran parte de los resultados se ha obtenido investigando aquellos casos en los que se ha podido detectar insolvencia punible, delito que se produce cuando una empresa cambia su denominación social o se produce una descapitalización de la misma mediante el traslado de los elementos patrimoniales a otras sociedades creadas para ello, normalmente debido a la acumulación de deudas con la Seguridad Social por incumplir la obligación de cotizar. También se han detectado un buen número de casos de falsificaciones documentales en relación a alta y afiliación de trabajadores y estafas llevadas a cabo por empresas ficticias.

Uno de los mayores retos a los que se enfretaban las Administraciones con la crisis era controlar y luchar contra la economía sumergida y el fraude, que suele ser habitual que aumente en épocas de recesión económica como la actual. Las estimaciones de que en la economía sumergida se mueve cifras que están en el entorno de 20 al 25% del PIB suponen que las cifras manejadas en estas dos noticias no alcanzan al 10% de esta cantidad por lo que se hace necesario un esfuerzo mayor.

El problema principal es que, teniendo en cuenta que se debe perseguir todo tipo de actuaciones delicitivas, es más sencillo investigar a las pequeñas empresas que a las grandes, que suelen ser las que más cantidad de dinero pueden mover es estos entramados y también, como ya comentamos en su día, es más fácil encontrar al que declara mal que al que no declara.

Desde luego si el Estado deja de recaudar 200.000 millones de euros al año por la falta de control de la economía sumergida es hora de ponerse las pilas, veremos si este nuevo Plan de Control Tributario sirve para ello.

En Pymes y Autónomos | Los detalles del Plan Antifraude

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos