Compartir
Publicidad

Las 10 medidas anticrisis del Grupo Mondragón

Las 10 medidas anticrisis del Grupo Mondragón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que hablamos en estas páginas de la Corporación Mondragón, o del modelo cooperativo que representa. En esta ocasión, y a raíz de un artículo de Diario de Navarra sobre una conferencia del ex-director financiero del mismo, nos asomamos a las 10 medidas del Grupo Mondragón contra la crisis.

La idea es hacer benchmarking con las misma, que tanto otras cooperativas como cualquier tipo de empresa pueda aprender de la experiencia del Grupo Mondragón. Habrá aspectos que no son trasladables, pero si la filosofía del mismo. O no. Ya adelanto que hay aspectos nada novedosos, y otros que siéndolo, me parecen bastante cuestionables.

  1. Aportaciones a fondo perdido de instrumentos de solidaridad intercooperativa: dentro del Grupo Mondragón se crean unos fondos que se dotan con los beneficios de las cooperativas que los obtienen para ayudar, a fondo perdido, a cooperativas en perdidas. Entre nosotros, si a corto plazo el asunto puedo entenderlo, a largo me cuestiono hasta que punto unas lineas de negocio están subvencionando a otras, encubriendo ineficiencias y falta de competitividad, y distorsionando el mercado.
  2. Se prescinde del empleo temporal, sustituyendo a estos trabajadores por aquellos que sobran en otras cooperativas con problemas (os recomiendo la lectura de este post) o alargando la jornada de trabajo de los socios cooperativos actuales sin coste añadido.
  3. Se flexibilizan los calendarios laborales.
  4. Se aplica la movilidad funcional.
  5. Se realizan traslados, es decir supuestos de movilidad geográfica de hasta 60 km de distancia.
  6. Se congelan salarios.
  7. Se reducen salarios hasta en un 20% (insisto en que esta medida, permitida legalmente, cuenta con el viento a favior de la ausencia sindical en dichas organizaciones).
  8. Se capitalizan las pagas extraordinarias aportándolas a los fondos propios de la cooperativa.
  9. Se reciben subvenciones de la Fundación Mondragón. Y yo me pregunto hasta que punto una Fundación, que es una entidad de interés general, puede dedicarse a subvencionar el interés particular de sus promotores-fundadores. ¿Soy el único al que le chirría algo aquí?
  10. Se llevan a cabo préstamos intercooperativos.

¿Os resultan interesantes? Yo creo que se quedan cortas para lo que es la realidad. Si os dais cuenta son medidas paliativas, reactivas. Las proactivas vendrían a ser aquellas que buscan un crecimiento del negocio, una mejora de los ingresos, y estas escapan de los resortes que maneja el Departamento Financiero, estando vinculadas directamente a Negocio.

Y aquí, aunque no se mencione en el artículo, la Corporación Mondragón me consta que aplica una medida sumamente interesante, como es plantear estrategias conjuntas entre sus negocios. Me explico. Si Eroski adjudica la construcción de un centro comercial a un constructor X o abre una gran cuenta con un proveedor en sus supermercados, dicha información es trasladada a otras divisiones de la Corporación. ¿Con qué fin? Con el de que ese agraciado con el contrato reciba y escuche las ofertas del resto de empresas del grupo. Do ut des, aprovechando las sinergias.

Vía | Ifuturo En Pymes y Autónomos | Las cooperativas y sociedades laborales como solución ante la crisis empresarial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos