El Euribor condiciona menos que nunca el acceso al crédito por parte de las pymes

Síguenos

euro

El Euribor es uno de los principales índices de referencia al que se encuentran indizados los préstamos que toman los particulares y las empresas a interés variable. Hasta el punto de que tradicionalmente se ha interpretado como un buen indicador del pulso de las empresas en lo que respecta al acceso al crédito.

Teniendo en cuenta que las pymes y por extensión, las empresas, son mucho más sensibles al Euribor a la hora de tomar decisiones de financiación a corto plazo que los particulares, y que en teoría, tras una bajada de dicho índice como la que ha tenido lugar durante este mes de abril, debería de haberse traducido en un incremento de la demanda de financiación, parece que se ha roto esta relación. Pero, ¿por qué ha dejado de darse esta relación?

Pues como muchos de ustedes podrán imaginar, porque las empresas (aunque depende del tamaño y otros factores como su solvencia, generación de flujos de efectivo y diversificación productiva, entre otros) controlan menos que nunca sus decisiones de financiación, al contar con un acceso al crédito muy limitado, que está condicionado por los duros criterios de rating y scoring que les imponen las entidades financieras.

Esta situación deja muy pocas alternativas a las pymes que necesitan financiar sus gastos corrientes a corto plazo (pago de nóminas, de impuestos, pagos a proveedores, etcétera), dentro de un mercado que ya no depende del precio y ni tan siquiera del riesgo relativo de la empresa en cuestión respecto a otras empresas del sector, y que demuestra una vez más el fracaso de la ‘barra libre’ del Banco Central Europeo (BCE).

En Pymes y Autónomos | La ‘barra libre’ de liquidez no ha llegado a las pymes
Imagen | Euro


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario