Cómo prevenir la morosidad en las empresas

Sigue a

control morosidad en pymes


Cinco Días publica un decálogo con consejos para prevenir la morosidad en las empresas. En este decálogo, se parte de una estructura empresarial que no es aplicable a la micropyme pero aún así, se pueden sacar algunas conclusiones para extrapolarlas en nuestras empresas.

En lugar de diez, las voy a agrupar un poco para poder analizarlas en bloque, dado que muchas de ellas están íntimamente ligadas. Tengamos en cuenta que la empresa funciona no cuando vende mucho, sino cuando cobra todo lo que vende.

Estrategia de crédito, límites efectivos y control de solvencia. Estos puntos son el pilar básico a controlar en nuestra empresa. Una estrategia de crédito significa que tenemos que definir cual va a ser el volumen máximo de financiación que vamos a otorgar globalmente a nuestra cartera de clientes.

Este límite debe ser acorde con el tamaño de nuestra empresa y copensado con los límites de tesorería y volumen de contado. Hay actividades que tienen a casi todos sus clientes a crédito y otros a contado. Imaginemos cualquier prestación de servicios continua que cobra a 30 días ff.

En estos casos, se revisará el límite efectivo del crédito y el control de solvencia mediante un establecimiento de alertas que afecten al negocio de nuestro cliente, informes comerciales en el caso de representar un porcentaje importante de nuestro crédito y una reducción drástica del mismo si tenemos cualquier cambio negativo sobre su trayectoria.

Control de la mora, repercusión de costes financieros y control de la base de datos. No me gusta el punto de la regla del 2+2+2. Esta regla implica comunicar el impago dos semanas después del vencimiento. Es demasiado tiempo. Al igual que nos reclaman que ejecutemos nuestro servicio o entreguemos el producto en el plazo marcado, nosotros tenemos que reclamar el impago en el momento que es conocido.

Se recomienda que una carta. Depende. Para importes bajos, puede servir un mail, carta o cualquier otro método más impersonal. Para importes elevados, yo recomiendo un contacto directo, bien telefónico, bien personal si vemos con asiduidad a nuestro cliente.

Gestión especialista del recobro. Discrepo ampliamente con las empresas especializadas de recobro. Si yo tengo un par de impagos, la mejor opción es encomendarnos a un abogado directamente, que sea de nuestra confianza y que ya hayamos trabajado con él. Las empresas de recobro son útiles cuando se realiza una venta total del crédito en mora y ahí la pyme no puede entrar, dado que ni tiene el volumen de crédito adecuado ni va a ofrecer unas condiciones ventajosas para su venta.

Como vemos, el control del cobro es vital en la empresa, sobretodo si en nuestra pyme tenemos que financiar gran parte de nuestras ventas. La morosidad es una enfermedad que mata a las empresas y prevenirla es la mejor salvación de nuestra pyme.

En Pymes y Autónomos | Morosidad
Imagen | wakalani

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario