Compartir
Publicidad

Seguimos entre los más trabajadores pero también entre los menos competitivos

Seguimos entre los más trabajadores pero también entre los menos competitivos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado un informe en el que se refleja una realidad por muchos conocida: los españoles trabajamos más horas que los alemanes y los franceses pese a lo cual seguimos siendo una economía menos eficiente y productiva.

Los fantasmas del presentismo siguen haciendo que seamos una economía poco competitiva cuyos principios laborales parecen estar equivocados. Estar más horas en el puesto de trabajo es contrario a un desempeño eficiente e igualmente contradictorio respecto a los planes de conciliación con la vida familiar que marca el Plan Europa 2020 aunque se estén dando tímidos e insuficientes pasos.

Del estudio se reflejan otras diferencias respecto a los países de la OCDE que reflejan cual radiografía algunas sombras de nuestro país en diversas materias más allá de lo laboral pero con influencias en el mismo.

  • Las mujeres españolas trabajan 187 minutos diarios más que los hombres en labores domésticas no remuneradas además del trabajo realizado en su desempeño habitual. En este caso nos superan Italia, Portugal, Turquía y México pero continuamos en puestos de cola. La igualdad efectiva sigue siendo un reto en todos los aspectos.

  • La tasa de desempleo de los países de la OCDE se cifró en un 8,2% durante Febrero suponiendo un descenso de una décima respecto al año pasado. Pese a ser el cuarto mes de descenso, España, México y Corea del sur continúan en aumentos pero nuestro país se lleva el triste honor de ser la que tiene el porcentaje más elevado de toda la OCDE: un terrible 18%

Con esto se puede decir que se desmonta el mito (una vez más) de que en España no somos trabajadores. El problema no es el número de horas dedicado a trabajar sino la escasa efectividad del mismo y la incapacidad de nuestro sistema por adaptarse a un modelo más competitivo en el que se trabaje lo adecuado para lograr mejores resultados y podamos remontar.

¿De qué sirve estar en el trabajo si no se dirigen los esfuerzos correctamente? Nuestro problema puede ser un asunto de cultura empresarial pero también de cultura laboral y de gobierno. Todo muy pasivo, me parece.

Tenemos que cambiar este modelo productivo o poco vamos a hacer. Los países que nos superan en horas trabajadas no podemos decir que sean precisamente las economía más punteras... ¿Qué dirección queremos coger?

Vía | Cinco Días Más información | Datos OCDE sobre España En Pymes y Autónomos | Descifrando el "Plan Europa 2020", Cambiamos absentismo laboral por "presentismo" Imagen | Christmas w/a K

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos