Compartir
Publicidad

Se podrán transformar los contratos temporales en contratos de fomento del empleo

Se podrán transformar los contratos temporales en contratos de fomento del empleo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ante la escasa repercusión que están teniendo en el mercado laboral los contratos de fomento del empleo, el Gobierno está pensando en aprobar una norma que permita la transformación de los contratos laborales en contratos de fomento del empleo para, por un lado, limitar la contratación temporal y, por otro, extender el uso de los contratos con indeminzación por despido de 33 días.

La nueva norma permitiría ampliar la fecha de formalización de los contratos temporales, que ahora se limitaba al 18 de junio de 2010, y cuya bonificación para transformarse a contratos de fomento del empleo indefinido expiró el pasado 31 de diciembre de 2010. El requisito para poder acogerse a dicha transformación sería que el contrato temporal no podría tener una duración superior a seis meses.

Este límite temporal se aplicaría en los contratos temporales, incluyendo los vinculados a la formación, que se hayan celebrado a partir del 1 de agosto de 2011. Además, la duración máxima de seis meses no será de aplicación a los contratos formativos.

Se siguen buscando fórmulas para reducir el índice de contratación temporal y fomentar la contratación indefinida con ofertas de contratos subvencionados o bonificados como única medida. Lo que parece que todavía no comprenden los políticos es que, por muchos incentivos que se ofrezcan, lagran mayoría de las empresas, y más sobre todo las pymes, no van a contratar trabajadores porque no los necesitan o porque no pueden, en la situación económica actual.

Siguen sin darse cuenta de que para haya demanda de empleo es necesario que aumente la actividad empresarial, que la clave para que se creen puestos de trabajo es que se necesiten puestos de trabajo y la clave de la estabilidad de los trabajadores en activo pasa por la estabilidad de las empresas que los han contratado.

Mientras sigamos pensando que incentivando la contratación vamos a resolver el problema del desempleo no haremos nada, a lo sumo se crearán uno pocos miles de empleos, que apenas compensarán los que se destruyan. Mientras tanto los otros millones de desempleados seguirán en esa situación hasta que las empresas aumenten su actividad y, debido a ello, necesiten más trabajadores. Por tanto menos subvenciones y bonificaciones que no atacan el verdadero origen del problema y más medidas que potencien y ayuden a la actividad empresarial.

Vía | Europa Press
En Pymes y Autónomos | Nuevos incentivos del Gobierno para la contratación de trabajadores en paro
Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos