Las 5 peores prácticas empresariales de 2010

Sigue a Pymesyautonomos

tiza

Por segundo año consecutivo la organización Facua ha convocado los premios “La peor empresa del año” en la que se solicita la colaboración de los consumidores para seleccionar la peor práctica, empresa y anuncio del año. Están en un proceso de votación que culminará el 15 de Marzo aunque ya tenemos las candidaturas.

Como es de esperar entre los nominados hay grandes empresas que en muchos casos son nuestros proveedores por lo que viene bien echar un ojo a las peores prácticas empresariales. Algunas pueden afectar al empresario y al trabajador autónomo además de al público “general”. En mi opinión todas se resumen en algo que podemos aplicar a nuestro negocio: la peor práctica consiste en abusar del cliente.

Las empresas de telecomunicaciones y energía acumulan la mayoría de las candidaturas y entre las peores empresas están nominadas tanto Movistar como Vodafone. Vamos a ver las 5 peores prácticas empresariales, algunas de las cuales nos tocan de cerca como empresarios, autónomos y consumidores ya que como he comentado provienen de nuestros proveedores.

Compañías eléctricas: “¿Ofertas competitivas? No gracias”

Todo tiene un origen político pues nos prometieron que la liberalización de la electricidad atraería a la competencia y esto repercutiría en mejores precios. No hay más que ver nuestras facturas para saber que esto no ha sido así.

Según la Facua, en lo único en lo que compiten es en publicidad engañosa ya que las eléctricas se niegan a lanzar ofertas mejores a las tarifadas por el Ministerio de industria. Es posible que se trate de un problema demasiado profundo como para solo culpar a las compañías eléctricas aunque no podemos obviar su papel.

En una pyme este problema se traduce en un aumento de los costes variables por el mero hecho de mantener una actividad cada vez más dependiente de la energía.

¿Dónde está mi nuevo contador de la luz?

Se suponía que para Diciembre de 2010 tenían que haberse cambiado el 30% de los contadores por los nuevos equipamientos electrónicos. Conozco algunas oficinas situadas en edificios que mantienen contadores de hace 20 años.

A esto añadimos que prácticamente no han pasado revisiones lo cual puede tener como efecto mediciones erróneas que por supuesto benefician a la compañía eléctrica sobre la pyme. El problema es extensible a muchos hogares particulares ya que según la Facua el 50% de los contadores tienen más de 15 años.

De momento se sigue esperando que se cumpla esta obligación legal pero lo único que vemos es que las compañías siguen reclamando subidas de luz y multando a aquellos que no instalen limitadores de potencia. Desconozco los importes de los que estamos hablando a consecuencia de las lecturas erróneas de los antiguos contadores de la luz pero la cosa no está como para perdonar ni un euro.

Altas en servicios sms de pago ¡yo no quería!

No es muy habitual que en una pyme se caiga en este tipo de prácticas aunque conozco algunos casos en la que los trabajadores han participado en algún sorteo por sms desde el móvil de empresa y luego esta se ha encontrado con una gran factura debido a que les dieron de alta en un servicio de suscripción sms en el que por cada mensaje recibido nos han estado cobrando casi un euro y medio.

El uso indebido del móvil de empresa es evidente en este caso, pero de fondo sigue el problema de la existencia de estos servicios de los que tampoco se libran los autónomos.

Muchas veces resulta imposible saber si es un mero sorteo, encuesta, tono, programa… o si además supone el alta en un servicio de esta clase ya que se tiende a ocultar la información o hacerla prácticamente ilegible. Además la baja en el servicio también tiene un coste.

Personalmente creo que hace falta una regulación legal más dura a este respecto obligando a una tipografía legible (mínimo de tamaño y velocidad en pantalla o anuncio impreso) además de hacer la baja gratuita y una política de protección del consumidor.

Cláusulas abusivas por bajas en contratos de móvil

Algunas compañías o comerciales nos convencen ofreciéndonos móviles para nuestra empresa (o para nosotros si somos autónomos) con unos descuentos “misteriosos” ya que en ocasiones no se sabe la cuantía exacta del mismo o no queda plasmada en el contrato.

Esto es importante ya que a la hora de darnos de baja nos pueden imponer pagos superiores a los descuentos aplicados a los terminales al no existir un buen control sobre los mismos.

“Me he dado de baja y me siguen cobrando”

Según la facua, muchos consumidores son víctimas de esta práctica ilegal al haber solicitado una baja que la empresa no atiende. En este caso se le sigue facturando y acumulando una supuesta deuda que no se corresponde con el servicio prestado. Finalmente se introduce a los clientes en listas de morosos incluso sin haberles informado.

Algo así me ocurrió con una compañía de comunicaciones ya que me di de baja y me siguieron cobrando por un servicio que ya me habían desinstalado. No me incluyeron en morosos ya que realicé mis reclamaciones a tiempo pero tuve que sudar ríos de sangre como siempre que hablo ( o discuto ) con una compañía de este tipo. Lo que tengo claro es que nunca querría dar ese tipo de servicio.

Vía | Facua
Más información | La peor empresa del año
En Pymes y Autónomos | Ignorancia, ordenadores y dinero…mucho dinero
Imagen | Germán R. Udiz

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario