Compartir
Publicidad

¿Están preparadas las administraciones para el "tornado emprendedor"?

¿Están preparadas las administraciones para el "tornado emprendedor"?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta febril manera de incentivar el emprendimiento y fabricar emprendedores como si de piezas de una cadena de producción se tratara ¿tiene algún sentido? ¿está soportada por un sustrato real en la administración?

Recuerdo hace unos años con la llegada del DNI electrónico como a un familiar próximo le entregaron con su DNI un lector, lo curioso del caso es que ni le preguntaron si tenía ordenador y dieron por hecho que sabía utilizarlo, es la falta de ajuste entre la realidad administrativa y la realidad de la calle, en ocasiones van pasos por detrás y en otros momentos se "pasan de frenada" pecando de avanzados cuando el contexto refleja otra situación. Lo alejado que viven algunos estamentos del día a día ofrece estas paradojas que, lejos de animar y propiciar el objetivo perseguido, consiguen justo el contrario.

Espíritu emprendedor

No son pocos los encuentros "emprendedores" en los que se recurre cual manido mantra a la cantinela de que el apoyo de la administración no es tal, de hecho en mi ámbito más próximo me he encontrado con vivencias que no sólo demostraban la surrealidad del asunto sino que ilustraban una lejanía absoluta entre la voluntad y los actos, por ejemplo: charlas divulgativas de emprendedores entre estudiantes (una de las medidas que ahora se ha puesto sobre la mesa) en la que los responsables (funcionarios por más señas) al ser fuera de su jornada laboral delegaban esa tarea a externos.

Eventos emprendedores

O multitud de eventos en los que se emiten unos animosos mensajes a través de redes sociales que reflejen "lo mágico del momento" creados a centenares de metros de dónde se está produciendo la actividad, incluso programados con antelación. Una vez más nos quedamos en lo superficial y no profundizamos, si toda la energía e impulso emprendedor que se está tratando de canalizar se encauza adecuadamente, puede que no existan organismos capaces de atender toda esa demanda de información, ¿qué medida se tomará entonces? ¿un Ministerio de Emprendimiento? ya hubo una idea peregrina con el anterior gobierno relacionada con la vivienda que arrojó unos frutos entre discretos y negativos, apoyados en una divertida campaña de comunicación (kelifinder.com) el término divertido se puede sustituir por cualquier otro con tintes más negativos e hirientes.

Visión cortoplacista

Una mayor altura de miras, visión a largo plazo y sobre todo saber qué queremos construir (permítanme el término) en este solar que se ha convertido España es lo mínimo que debemos exigir a quienes se encargan de la cosa pública y que tienen delegada nuestra capacidad de actuar, de lo contrario nos veremos abocados a una nueva ocurrencia o la próxima broma legislativa.

Parece fácil el cargar tintas contra cualquier iniciativa que se promueva pero si de verdad tenemos el firme convencimiento de que el emprendimiento es nuestra tabla de salvación, dejemos la gestión del problema en manos cualificadas y preparadas que sepan los problemas reales a los que se enfrenta en el día a día una pyme, un autónomo, un freelance, independientemente de cómo queramos llamar a esta corriente, debemos hacer frente en este momento con las mismas armas.

O es posible, sólo mencionarlo puede levantar ampollas, que sea una cortina de humo y que no haya hordas de desaforados emprendedores asaltando las calles...

Enlaces relacionados | Kelifinder Imagen | Marcin Cajzer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos