Compartir
Publicidad

'Emperdedores' en Salvados: ¿Existe un problema real con los emprendedores en España?

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la noche del domingo se emitió una nueva entrega de uno de los programas líderes de la parrilla española, Salvados, esta vez tratando los problemas que sufren los emprendedores españoles a la hora de abrir o impulsar sus negocios, en gran parte debido a las enormes trabas burocráticas impuestas desde la propia Administración.

De hecho, muchos de los problemas que se muestran en este programa, como el pago del IVA de las facturas no cobradas o las eternas burocracias administrativas a la hora de montar un negocio son algunos ejemplos de situaciones que venimos denunciando en este mismo medio durante bastante tiempo y que, ahora, son también denunciados en un programa de máxima audiencia.

Más de 210.000 empresas han cerrado por la crisis; crear una empresa en España es más difícil que en Albania o Zambia. El programa de la Sexta comienza con estos dos titulares tan esclarecedores de la situación empresarial española. No solo se destruyen empresas a velocidad de crucero, sino que es muy difícil ponerlas en marcha.

En el programa se entrevista a un hombre dueño de una pequeña productora de vídeos por Internet que, después de haber hecho negocios con la Administración, se encuentra en la situación de tener que adelantar 12.000 euros de IVA de facturas no cobradas por parte de la propia Administración. Una situación que el empresario, evidentemente, considera injusta y que le ha llevado a tomar la decisión de no hacer más negocios con las instituciones públicas.

Más adelante, otro empresario nos cuenta su experiencia al tratar de abrir una empresa de fabricación de vino y aceite, enseñándonos una parte de la documentación que tuvo que entregar a la documentación para poder comenzar su negocio, con trámites que luego resultaron innecesarios, incluso un informe de impacto acústico en una zona donde la casa más cercana se encontraba... ¡¡a más de 2 kilómetros de distancia!!.

Évole comprobó, paseando por el Polígono Industrial Cobo Calleja, cómo lo que antes eran empresas familiares se han convertido en almacenes de productos chinos, o cómo muchas empresas han deslocalizado su producción a otros países en los que los costes de producción, sobre todo laborales, son más bajos. Y, por supuesto, también se trata el problema de la financiación bancaria. Finalmente, el programa termina con una entrevista al presidente de la CEOE, Joan Rossell, en la que se tratan todos los problemas por los que están atravesando las empresas.

Desde luego, que un programa de tal relevancia como Salvados haya tratado el problema de los emprendedores españoles es un hecho más que sintomático de que, desde el punto de vista del pequeño empresario y de los autónomos, algo no funciona del todo bien en este país.

En Pymes y Autónomos | España no es país para autónomos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos