Compartir
Publicidad

El comercio minorista sufre sobremanera la falta de liquidez de empresas y familias

El comercio minorista sufre sobremanera la falta de liquidez de empresas y familias
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

 

Las dudas sobre la recuperación económica global, y en especial la superación de la crisis de deuda europea y el avance de las reformas en España, tiene sumida a las empresas a un recorte de las ventas y de los beneficios. Hoy se ha conocido un dato en el diario expansión, dónde se aprecia una ralentización de las ventas minoristas, con una caída interanual del 4% en el pasado mes de agosto.

Lo peor de todo no es la cifra en si, que ya muestra el pulso de gran parte del tejido productivo de nuestro país como es la distribución minorista, sino las perspectivas que se ciernen al respecto. En un sector muy sensible a la sensibilidad de los consumidores a la economía y las expectativas.

¿Hasta cuándo durará esta situación? Es una pregunta compleja de responder y casi imposible de acertar, puesto que actualmente nos encontramos inmersos en una crisis con factores externos e internos, que no tienen una solución a corto plazo, que su desenlace dependerá de la capacidad del los burócratas actuales y/o los que están por venir, y de la materialización de las distintas reformas acatadas y que están por llegar.

En conclusión, probablemente nos encontremos ante el escenario más complicado con el que han tenido que lidiar los pequeños negocios de nuestro país, una situación que se está prolongando en el tiempo, y que obliga a cambios organizativos, de gestión e incluso de visión de los negocios si no se quiere desfallecer en el tiempo. Tal vez la crisis haya ejercido una fuerza desproporcionada sobre las empresas de menor tamaño, siendo las que más esfuerzos han de realizar con un número mucho menor de recursos y caminos.

En Pymes y Autónomos | No le prestes dinero a tu empresa, que lo haga el banco
Imagen | Enric 85

 

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos