Compartir
Publicidad

El Bulli cierra para seguir creciendo

Compartir

Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Esta noche echará el cierre, de manera temporal en principio, el mejor restaurante del mundo. El Bulli servirá su última cena con una fiesta para cincuenta invitados especiales para transformarse en una fundación, la BulliFoundation, es decir cierra para seguir creciendo.

El célebre restaurante de Ferrán Adriá nació en 1961 y por su cocina han pasado cocineros reconocidos a nivel mundial, por lo que no sólo ha servido como lugar de referencia en la gastronomía del planeta sino que además ha sido cantera de grandes chefs que luego han trabajado y trabajan en los mejores restaurantes del planeta.

Ferrán Adriá ha comentado que “El Bulli era una monstruo que tenía que domarse y transformarse” y de ahí el nacimiento de la fundación, lo que cuadra con el espíritu que hay detrás de El Bulli, la innovación. Esa es quizá la mayor lección que se puede sacar de este caso, la innovación es la que lleva a un negocio de reconocimiento mundial a, en la cima de ese reconocimiento, reinventarse y empezar de nuevo.

Es posible que El Bulli vuelva dentro de dos años, seguro que si lo hace será distinto al que hoy cierra sus puertas. Si, de todas formas, ese regreso no se produjera seguramente los hermanos Adriá seguirán ofreciendo de otras maneras lo que mejor saben hacer, innovar.

En Pymes y Autónomos | La importancia de la innovación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos